jueves, 28 de agosto de 2008

Proyecto: THE WORLD WITHOUT WORDS


Estimados/as...
Si alguna ventaja nos ha traído la tecnología, es la imperiosa velocidad y facilidad con la que podemos entablar numerosas conversaciones con el resto del universo.Todo un espacio, lleno de puertas y ruidos, está, hoy más que nunca, al alcance de nuestra mano.
Y también están las palabras, anfitrionas de cualquier esencia. A ellas, y muy a pesar de los efectos rimbombeantes existentes, siempre se vuelve.
Por eso, los convoco a responder una serie de preguntas, para concretar una especie de diario virtual, de memoria colectiva que corrobore la imposibilidad de "a world without words"

¿Qué son las palabras? ¿Qué son para vos? ¿Qué significan?
¿Para qué sirven? ¿Para qué te sirvieron?
¿Te imaginás un mundo sin palabras? ¿Cómo sería? ¿Cómo concebimos un mundo sin ellas? ¿Hay mundo, realmente, sin ellas? ¿El mundo, sería mundo, sin palabras?


Hacer de esto, una experiencia enriquecedora, es la mayor y única de las intenciones. Debido a que, como aseguró Michael Bajtín, “el hablante no es un Adán bíblico ", lo que nos queda apostar a nuestra máxima expresión y originalidad, y dar cabida a una reflexión profunda y certera sobre el lugar que ocupan las palabras, en la vida.

7 comentarios:

Anaclara Dalla Valle dijo...

Las palabras son pequeños nucleos de vida que nos permiten la comunicación, el encuentro con el otro, la emoción.
Para mi vida significan una herramienta de trabajo, pero también sirven para las relaciones interpersonales, para establecer lazos.
El silencio o la no palabra es el vacío que a veces viene bien, pero de a ratos.
Por eso no imagino un mundo sin palabras, aunque este las preceda, Sería un mundo inmominado, sin registro de su existencia.
Fabiana Monti.
Corresponsal de "El Escriba"y redactora del diario La Capital

Anónimo dijo...

Las palabras fueron originariamente ensalmos, y la palabra conserva todavía hoy mucho de su antiguo poder ensalmador. Mediante palabras puede un hombre hacer dichoso a otro o empujarlo a la desesperación, mediante palabras el maestro transmite su saber a los discípulos, mediante palabras el orador arreabta a la asamblea y determina sus juicios y sus resoluciones. Palabras despiertan sentimientos y son el medio universal con que los hombres se influyen unos a otros.

Sigmund Freud, en 1° Conferencia, Introducción

Anónimo dijo...

Ventana sobre la palabra
I
Los cuentacuentos, los cantacuentos, sólo pueden contar mientras la nieve caeAsí manda la tradiciónLos indios del norte de América tienen mucho cuidado con este asunto de los cuentosDicen que cuando los cuentos suenan, las plantas no se ocupan de crecer y los pájaros olvidan la comida de sus hijos

II
En Haití, no se pueden contar cuentos durante el díaQuien cuenta de día, merece la desgracia: la montaña le arrojará una pedrada a la cabeza, su madre sólo podrá caminar en cuatro patas

Los cuentos se cuentan en la noche, porque en la noche vive lo sagrado, y quien sabe contar cuenta sabiendo que el nombre es la cosa que el nombre nombra

III
En lengua guaraní, ñe'~e significa "palabra" y también significa "alma".

Creen los indios guaraníes que quienes mienten la palabra, o la dilapidan, son traidores del alma.

IV
Magda Lemonnier recorta palabras de los diarios, palabras de todos los tamaños, y las guarda en cajasEn caja roja guarda las palabras furiosasEn caja verde, las palabras amantesEn caja azul, las neutralesEn caja amarilla, las tristesY en caja transparente guarda las palabras que tienen magia

A veces, ella abre las cajas y las pone boca abajo sobre la mesa, para que las palabras se mezclen como quieranEntonces, las palabras le cuentan lo que ocurre y le anuncian lo que ocurrirá

V
Javier Villafañe busca en vano la palabra que se le escapó justo cuando iba a decirla¿Adónde se habrá ido esa palabra que tenía en la punta de la lengua?

¿Habrá algún lugar donde se juntan las palabras que no quisieron quedarse? ¿Un reino de las palabras perdidas? Las palabras que se te fueron, ¿dónde te están esperando?

VI
La A tiene las piernas abiertas.
La M es un subibaja que va y viene entre el cielo y el infierno
La O, círculo cerrado, te asfixia.
La R está notoriamente embarazada.
-Todas las letras de la palabra AMOR son peligrosas -comprueba Romy Díaz-Perera.
Cuando las palabras salen de la boca, ella las ve dibujadas en el aire

VII
Llevaba más de veinte años preso, cuando la descubrió

La saludó con la mano, desde la ventana de su celda, y ella le respondió desde la ventana de su casa

Después, le habló con trapos de colores y con letras grandesLas letras formaban palabras que ella leía con largavistasElla contestaba con letras más grandes, porque él no tenía largavistas.

Y así les creció el amor.

Ahora Nela y el Negro Viña se sientan espalda contra espalda. Si uno se va, el otro se cae.

Ellos venden vino frente a las ruinas de la cárcel de Punta Carretas, en Montevideo.

Eduardo Galeano, "Las palabras andantes"

Mariana Florez dijo...

¿Qué son las palabras? ¿Qué son para vos? ¿Qué significan? ¿Para qué sirven?
No se por donde encarar el tema, pero las palabras, por recopilacion de definiciones, son segmentos del discurso orales o escritos que expresan ideas y representan objetos. Su significado, o importancia, es que a traves de ellas podemos nombrar todo lo que nos rodea, hasta lo abstracto que de otro modo no puede nombrarse ni explicarse.

¿Para qué te sirvieron?
Supongo que uso las palabras para obtener atencion, reemplazo los centimetros que me faltan con palabras (es en serio jaja), a traves de ellas trato de hacer sentir mi presencia y asi aumento mi autoestima.

¿Qué relación hay entre historia y palabra, palabra y vida?
Creo k las palabras y testimonios son el eco del pasado, son todo lo que queda de el, sin palabras no hay pasado, sin pasado no hay historia.
Entre palabra y vida no se me ocurre mucho, supongo que sin palabras no tendriamos conciencia de lo que la vida significa, porque por medio de ellas al nombrar a aquello como vida lo estamos diferenciando de aquello que llamamos muerte (de la no vida). Pero esto pasa con todas las palabras, con ellas establecemos las fronteras de conceptos (creo k me inspire un poco en Saussure), por eso no se si es una respuesta valida.

¿Palabra y acción, verdad, realidad? (no se si es por esta perspectiva por la que lo estas encarando vos al tema)
Las palabras pueden nombrar una accion, el que la nombra puede realizarla o no. Del mismo modo, uno puede expresar una intencion o hacer una descripcion, ya sean verdaderas/reales o no. La palabra nombra elementos de la realidad, pero no necesariamente expresan la realidad pura, queda en la interpretacion individual determinar el grado de verdad o realidad (porque creo que en este casoson sinonimos) del que estan cargadas. Esto se ve en un cuento de ciencia ficcion, por ejemplo. La distorcion de la realidad puede ser intencional o no (inconcientemente tambien modificamos lo real).

¿Te imaginás un mundo sin palabras? ¿Cómo sería? ¿Cómo concebimos un mundo sin ellas? ¿Hay mundo, realmente, sin ellas? ¿El mundo, sería mundo, sin palabras?
No creo que pueda concebirse un mundo sin palabras, porque por empezar no seria MUNDO, nadie lo habria nombrado. Aunque esto no quita que fisicamente el "mundo" exista de todos modos, pero seria muy diferente: tal vez los hombres se relacionarian mediante gestos, pero nunca podrian entablar relaciones mas que ocasionales; no habria sentimientos (ya con palabras es dificil definirlos, si no pueden verse ni nombrarse, dificilmente se pueda tener entonces un concepto de ellos); los hombres estarian estancados en el presente, sin poder transmitir el pasado ni pensar un futuro; ademas por eso no habria culturas, porque no hay una historia; por ultimo, sin reflexion no hay desarrollo posible, y no me imagino lo que seria pensar y hablarse a uno mismo en ningun idioma y con ninguna palabra.

Mariana Florez
Estudiante de Comunicación Social (1° año, UNR)

Anaclara Dalla Valle dijo...

Las Palabras y las cosas, Una Arqueología De Las Ciencias Humanas, de Michel Foucault (Poiters, Francia, 1926-1984) es una obra que surgió producto de la inspiración del autor al leer las obras de Jorge Luis Borges.

"Les mots et les choses" lo colocó en la cumbre del pensamiento intelectual, manifestando su reflexión sobre el ser hablante, la construcción de conocimiento....

http://www.uruguaypiensa.org.uy/imgnoticias/682.pdf

http://www.enfocarte.com/6.27/filosofia.html

Anaclara dalla valle dijo...

"Las fuerzas del lenguaje son las damas solitarias, desoladas, que cantan a través de mi voz que escucho a lo lejos. Y lejos, en la negra arena, yace una niña densa de música ancestral. ¿Dónde la verdadera muerte? He querido iluminarme a la luz de mi falta de luz. Los ramos se mueren en la memoria. La yacente anida en mí con su máscara de loba. La que no pudo más, he imploró llamas y ardimos. La muerte ha restituido al silencio su prestigio hechizante. Y yo no diré mi poema y yo he de decirlo. Aún si el poema, -aquí y ahora- no tiene sentido, no tiene destino"

"Esperando que un mundo sea desenterrado por el lenguaje, alguien canta el lugar en que se forma el silencio. Luego comprobará que no porque se muestre furioso existe el mar, ni tampoco el mundo. Por eso cada palabra dice lo que dice y además más y otra cosa.

"No las palabras no hacen el amor
hacen la ausencia.
Si digo agua ¿beberé?
si digo pan ¿comeré?

///

El poema que no digo,
el que no merezco,
Miedo de ser dos
camino del espejo:
Alguien en mí dormido
me come y me bebe "


Alejandra Pizarnik (Buenos Aires, 1936-1972), quien supo añorar alas para su soledad, quien cantó al rocío, al silencio, a la angustia, también dijo: "Cuando a la casa del lenguaje se le vuela el tejado y las palabras no guarecen, yo hablo"

Anaclara Dalla Valle dijo...

Otro autor del que agradezo haberme apropiado

“Permanecieron las palabras."

En sus ceremonias públicas, pero también en sus oraciones privadas, repetían incesantemente el siguiente cuento:

El mundo fue creado por dos dioses, el uno llamado Corazón de los Cielos y el otro Corazón de la Tierra. Al encontrarse, entrambos fertilizaron todas las cosas al nombrarlas. Nombraron la tierra, y la tierra fue hecha.

La creación, a medida que fue nombrada, se disolvió y multiplicó, llamándose niebla, nube o remolino de polvo. Nombradas, las montañas se dispararon desde el fondo del mar, se formaron mágicos valles y en ellos crecieron pinares y cipreses.

Los dioses se llenaron de alegría cuando dividieron las aguas y dieron nacimiento a los animales. Pero nada de esto poseía lo mismo que lo había creado, esto es la palabra. Bruma, ocelote, pino y agua, mudos.

Entonces los dioses decidieron crear los únicos seres capaces de hablar y de nombrar a todas las cosas creadas por la palabra de los dioses.

Y así nacieron los hombres, con el propósito de mantener día con día la creación divina mediante lo mismo que dio origen a la tierra, al cielo y cuanto en ellos se halla: la palabra.
....
Pues la palabra era, al cabo, el poder gemelo que compartían los dioses y los hombres. Supimos que la caída de los imperios liberaba a la palabra y a los hombres de una servidumbre falsificada”.


Carlos Fuentes. El Naranjo. Alfaguara Hispana, 1993.”Las dos orillas”, pág. 53.