lunes, 29 de septiembre de 2008

Confesión

Mi novia me dijo que un pecho sí, pero que el otro no, porque lo tenía apalabrado. Colérico y egoísta, perdí el único que quedaba disponible


Pere Calders (1912-1994), escritor y dibujante de la lengua catalana.

No hay comentarios: