sábado, 31 de enero de 2009

“A 30 años del golpe militar... LA CULTURA HERIDA”

CUENTOS CENSURADOS Y DE ESCRITORES DESAPARECIDOS DURANTE EL PROCESO
TRABAJO PRÁCTICO
ANACLARA DALLA VALLE


“Yo no digo nada... Que piensen solitos, pero que piensen."

Claudio Velázquez

ÍNDICE
INTRODUCCIÓN.....................................................................................................................4
CUENTOS CENSURADOS
“CASO GASPAR” de Elsa Bornemann...............................................................................7
“TAMARA VUELA DOS VECES” de Eduardo Galeano.................................................7
“SOFÍA” de Ruth Kaufmann...............................................................................................8
“BREVES HISTORIAS DE HORROR” de Eduardo Galeano............................................8
“RELATO DEL HALCÓN VERDE Y DE LA FLAUTA MARAVILLOSA” de Daniel Moyano................................................................................................................................8 “TERNURA Y TEMOR HACIA LA JUVENTUD QUE VUELVE A LA CARGA” de Inés Arcia.............................................................................................................................9
“OBREROS Y ESTUDIANTES... FUCK THE POLICE!” de Inés Arcia.........................9
“PRISIÓN” de Javier Campos Vidal..................................................................................10
CUENTOS DE ESCRITORES DESAPARECIDOS
JULIO CESAR CAMPOPIANO y “Juan de la resistencia”..............................................12
ARTURO CANEDO DEL OSO Y “Oración por mi madre”...........................................13
DARDO SEBASTIÁN DORRONZORO y”Dos buenas liendres”..................................13
GLORIA KEHOE WELLON y “El moro”.......................................................................14
SUSANA PURI LUGONES y “La tanga”........................................................................14
MÓNICA CANDELARIA MIGNONE y “Y “Fofo Cahuel”, “Barrio Belén en la villa de emergencia del Bajo Flores”...............................................................................................14
HÉCTOR GERMAN OESTERHELD y “Truilia y miltar”...............................................15
RAÚL HORACIO PREMAT y “¿Si señor que deseaba?”.................................................16
LOS CUENTOS DEL DESPUÉS:
“UN CASTILLO PARA MARLENE” De Margarita Eggers Van.....................................18
“EL INSOMNIO” de Osvaldo Bayer.................................................................................18
UN DICTADOR” de Osvaldo Soriano...............................................................................19
“EL HIJO PERDIDO” de Magdalena Ruiz Guiñazú..........................................................19
ANEXO
CARTA ABIERTA A LA JUNTA MILITAR de Rodolfo Walsh.....................................24
ARITÍCULO PERIODÍSTICO...........................................................................................31
MATERIAL DEL MINISTERIO DE EDUCACIÓN
CONCLUSIÓN..................................................................................................................35
BIBLIOGRAFÍA................................................................................................................37

INTRODUCCIÓN
“Agotadas todas las instancias del mecanismo constitucional, superada la posibilidad de rectificaciones dentro del marco de las instituciones y demostrada en forma irrefutable la imposibilidad de la recuperación del proceso por sus vías naturales, llega a su término una situación que agravia a la Nación y compromete su futuro” en estos términos, y con las firmas de tres comandantes en jefe, Videla, Massera y Agosti, el 24 de marzo de 1976, aparecía la primer proclama con que las FF. AA. justificaban ante la opinión pública su desición de desalojar del Gobierno a Isabel Martínez de Perón, interrumpiendo, una vez más, un ciclo de funcionamiento constitucional. Los militares definían como objetivo del golpe “el propósito de terminar con el desgobierno, la corrupción y el flagelo subversivo, y sólo estaba dirigida contra quienes han delinquido o cometido abusos de poder. Restituir los valores que sirven de fundamento a la conducción integral del Estado, enfatizando el sentido de moralidad, idoneidad y eficiencia, imprescindible para reconstruir el contenido y la imagen de la Nación, erradiar la subversión y promover el desarrollo económico de la vida nacional basado en el equilibrio y la participación responsable de los distintos sectores a fin de asegurar la posterior INSTAURACIÓN DE UNA DEMOCRACIA REPUBLICANA, REPRESENTATIVA Y FEDERAL, adecuada a la realidad y exigencias de solución y progreso del pueblo argentino”
Dictadura, es sinónimo de fuerza, de llanto, de dolor y locura. Hablar hoy de represión es caer en el inevitable silencio de quienes callaron y cayeron en el 76, de quienes lucharon por ser y terminaron el en el frío de la inercia. Hubo gente valiente y llena de coraje, hubo seres humanos que se jugaron la vida por defender, en especial, nuestra cultura, y existieron inexorablemente personas atiborradas de odio y enceguecidas de furia.
Por aquellos que añoraban dejar lo que fueron, hoy, a 30 años, nosotros, desde acá y con gran humildad, le ofrecemos un homenaje.
Por eso, hemos reunido una serie de cuentos y breves relatos, algunos censurados durante el proceso, otros de escritores que se vieron afectados durante el mismo y algunos pocos editados cuando finalizó la Dictadura.
Como se sabe, la represión militar y policial fue completada por la represión cultural, donde valores, costumbres y el arte se vio heredo, con profundidad. Como jóvenes y argentinos, como sujetos de derecho, tenemos la obligación de recordar que ocurrió hace 3 décadas para que no vuelva a suceder y para que todos sepan el despecho de una generación que marco nuestra historia con sangre, llanto y 30000 desaparecidos.
Elegimos este tema porque por que la primer medida tomada por el Gobierno Militar fue la supresión de las libertades públicas: el corte drástico de todas las libertades constitucionales, como la de prensa, la de expresión, el derecho a juicio, la libertad de asociarse, aclarando “Se comunica a la población que será severamente reprimida toda manifestación callejera; (...) que todas las fuentes de producción y lugares de de trabajo estatales y privados, a partir de la fecha serán considerados de interés militar (...) que se responsabilizará militarmente a los empleados públicos por el buen funcionamiento de la administración; (...) que se expulsará del territorio nacional a extranjeros que afecten la paz social”
Dijo Eduardo Galeano “hasta hace unos siglos se decía “recordar” para decir “despertar” y todavía la palabra se usa en ese sentido en algunos campos de América Latina”.
Proponemos la recopilación de estas obras literarias como ejercicio de memoria para rememorar, no olvidar y defender a quienes ya no están.
Para realizar el trabajo, alumnos de II Polimodal, de la EEM N° 241 “J. F. Kennedy”, recurrimos a bibliografía específica, rastreamos en Internet y consultamos a profesionales.





















CUENTOS CENSURADOS



















“CASO GASPAR”
De Elsa Bornermann

Este cuento fue censurado, habla de Gaspar, un hombre que decidió caminar con las manos mientras vendía manteles, como de costumbre. El mantiene una postura distinta a del resto, y de esa forma llama la atención y termina siendo interrogado por policías que lo llevan preso. Y ahí esta el porque de la censura: Gaspar se revela frente a las autoridades, las enfrenta cara a cara y sale obteniendo absoluta razón. Es esto lo de personas que durante el proceso no se quería: gente con valor es que defender, con coraje y capacidad para resolver una situación determinada frente a la ley.
Por otro lado, mientras la policía se preocupa por Gaspar (a quien consideraban sospechoso) los ladrones seguían atacando y “el poder” se fijaba en alguien insignificante. Esto simboliza su ignorancia y la fuerza del que lo enfrenta.


“TAMARA VUELA DOS VECES”
de Eduardo Galeano

Es este, otro relato de Galeano, se hace referencia a las benditas madres de Plaza de Mayo, que resisten de una manera admirable, y son eternas opositoras (también intelectuales y morales) de los desgraciados del proceso.
El movimiento que causaron y siguen causando refleja el dolor que sienten y el coraje con el que lo afrontan, por eso es necesario callarlas o al menos que no se las nombre


“BREVES HISTORIAS DEL HORROR”
de Eduardo Galeno

Estas historias, que bien podrían ser reales, refleja la crueldad de las torturas durante los 7 años que se extendió la dictadura.
Estremece a la mayoría, y culpa, con nombre, apellido y titulo a dirigentes (especialmente de la Iglesia Católica), y profesionales o personas influyentes. Es una narración que desenmascara a varias personas, quienes no deberían tener el título de ser humano, por la crueldad, la atrocidad de sus obras, lo malvado de sus pensamientos.
Los nombres que aparecen en el relato de Galeano son muy allegados a nuestra vida cotidiana, como el de Graselli, que pertenece a Pujato, que está ligado a familias que todos conocemos, y que nos acerca la dictadura, a la vuelta de la esquina.
La realidad, es esta oportunidad duele, sangra y llora, y presiona sobre la conciencia social.


SOFÌA
De Ruth Kaufmann

Sin lugar a dudas, en este breve y bellísimo relato de Kaufmann hay factores que explican el porqué de la censura, y cómo durante la dictadura estaba prohibido hablar de libertad, de ideas, de volar y crecer, de sentir y luchar. Los pájaros simbolizan todo eso, y por todo eso, una vez más, la gran obra de esta escritora contemporánea fue censurada.
El ser libre implica tener poder, y el que tiene poder es más factible a la resistencia y a la rebelión. Y ahí esta el problema.
La sensibilidad con la que se narra la historia es extrema, y está dirigida, más que nada, a a los lectores infantiles, a los más pequeños, capaces de ver más allá de las palabras.


“RELATO DEL HALCÓN VERDE Y LA FLAUTA MARAVILLOSA”
De Daniel Moyano

“Una bandita de música, precaria y de consistencia casi milagrosa, era lo único en Buenos Aires capaz de oponerse si riesgos a la naturaleza asesina de uno automóviles verdes que llamaban Falcon” .Así comienza el relato este escritor que estando en La Rioja, hallándose en su casa, entraron las Fuerzas Armadas para llevárselo y encarcelarlo. Las razones de su detención nunca las supo, como tantos otros escritores desaparecidos. Probablemente su condición de intelectual representaba un peligro para los militares. Luego de su liberación viajó a España y vivió allí hasta su muere en 1992. Llevaba consigo un exilio inmerecido, y debió sufrir la indiferencia de los españoles. Pero su suerte cambió cuando obtuvo el Premio Juan Rulfo, con el cuento que le presentamos.
En este relato, el autor narra cómo pudo evadir momentáneamente el clima del proceso, a través de la música, cómo sea arraigó en ella, en una banda, encontrando refugio: “Mientras sus músicos tocaban, los efectos del estado de sitio desaparecían y la gente reunida a su alrededor podía opinar, informarse y comprar globos a los chicos como si se tratara de un día de fiesta en un país libre”. La historia refleja el sacrificio del protagonista por ingresar a una bandita, a bandita que para él era milagrosa, a una bandita que lo llenaba plenamente. Y el logra ingresar mientras vé como esos Falcon verdes se lleva a sospechosos a sus propios furgones.

TERNURA Y TEMOR HACIA LA JUVENTUD QUE VUELVE A LA CARGA
de Inés Arcia
Es este, un relato muy conmovedor, porque analiza cómo un grupo de jóvene,s reunidos siempre, discutiendo sobre cuestiones sociales, ve morir sus sueños con la llegada del proceso, y debe recurrir a lo inexorable del exilio. Una frase muy significativa del mismo, resume todo: “Hasta que llegaron una noche buscando a su hija Susana. (...) Al llegar empezó a limpiar el apartamento de los libros de Marx, Lenin, el Che, de Neruda, Cortázar, Sartre, todos terroristas subversivos que corrompen el pensamiento de nuestra juventud occidental y cristiana, como decían los periódicos. Los cinco policías de civil entraron en el apartamento buscándola (...) Después vino el exilio, y se quedó sola.” Refleja lo doloroso del arraigo, lo peligro }so que era tener en los años 70 ideales fijos, psión por los problemas de la socieda,d ganas de resolver los problemas de la gente. Y sobre todo, lo complejo que era tener un proyecto de vida, tener sueños y ganas de vivir.

OBREROS Y ESTUDIANTES... FUCK THE POLICE!
de Inés Arcia
Como en la narración precedente, Inés Arcia presenta el panorama anterior a la dictadura, el clima de violencia y tensión que se vivía entre la policía, los estudiantes los obreros, que sólo defendían lo suyo, su trabajo, su sueldo, su dinero.
Aparecen nuevamente personas claves de la revolución, como el Che, Evita, que eran símbolos de los sectores más pobres y más marginados de la sociedad.

“PRISION”
De Javier Campos Vidal
La atrocidad de las torturas, encuentra su máxima expresión en la palabra de Vidal, que sin prejuicios, relata la parte más oscura de la dictadura: el de los golpes, las palizas, la picana eléctrica, las torturas, las violaciones, el secuestro de niños recién nacidos.
Este relatos es una forma de graficar la crueldad del proceso, que lamentablemente, dejó a miles y miles de heridos, heridos a muerte, heridos psicológicamente, heridos de la vida, del universo.















ESCRITORES DESAPARECIDOS


















RELATOS Y CUENTOS DE ESCRITORES DESAPARECIDOS DURANTE LA DICTADURA MILITAR

En esta sección del trabajo, incluimos las biografías de escritores desaparecidos durante la dictadura, los relatos no fueron escritos específicamente durante esos años. La mayoría se narraron antes del nefasto.
Por supuesto, quienes fueron secuestrados desarrollaban sus actividades dentro del ámbito intelectual; eran poetas, narradores, periodistas, novelistas, cuentistas, editores, guionistas, trabajaban en publicidad, en los medios de comunicación o eran estudiantes de esas carreras. Muchos de ellos, con obras publicadas, premios obtenidos, trabajos reconocidos nacional e internacionalmente.
A ninguno se les explicó el porqué de su secuestro, fueron arraigados de sus hogares, de sus familias, de sus afectos, sin ninguna explicación coherente. Está de más decir, que sus seres más allegados hicieron hasta lo imposible por localizarlos, pero no obtuvieron ninguna respuesta.
Cada uno de los escritores que seleccionamos, son ejemplos de vida, de lucha, son ejemplo por su trayectoria, por su experiencia, y por sobre todo por su calidad de vida, por la manera en la que defendieron sus ideales, sus pensamientos, sus opiniones.
Por ser lo que fueron, perdieron su vida, pero nos dejaron muchos valores, nos dejaron mucho por lo que nos toca luchar hoy en día. No debemos defraudarlos.
Ellos son lo que nos dejaron, ellos son sus obras, y a través de las cuales permanecerán por los siglos de los siglos en nuestra historia.











JULIO CESAR CAMPOPIANO
Y “Juan de la Resistencia”

Julio Cesar Campopiano tenía 20 años y era estudiante. Era de origen español. Fue secuestrado frente al cementerio oeste de san miguel de Tucumán por individuos que se desplazaban en un automóvil blanco. En esos momentos julio cesar se dirigía a un centro oficial de san miguel de Tucumán a preguntar por el paradero de su hermano cesar Gustavo, secuestrado previamente el mismo día de su domicilio (y posteriormente liberado). El secuestro fue presenciado por testigos. La familia fue informada por el suboficial mayor Gustavo Núñez que julio cesar había sido llevado al arsenal. El responsable de su secuestro fue el sargento de gendarmería Américo Gómez. Según el ex gendarme Antonio cruz, julio cesar murió en febrero de 1977 en el arsenal Miguel de Azcuénaga debido a una infección de tétanos producidas por las torturas. Julio cesar fue dejado morir lentamente, agonizando durante días, arrojado en el suelo y sin recibir ningún tipo de asistencia medica (del legajo del juicio que se sigue contra militares argentinos en España)


ARTURO CANEDO DEL OSO
Y “Oración por mi madre”

Arturo Canedo del Oso nacido el 20 de enero de 1948. Era de origen español. Promotor de ventas, fue secuestrado en capital federal el 8 de diciembre de 1976. Era poeta.


DARDO SEBASTIÁN DORRONZORO
Y “Dos buenas liendres”

Dardo Sebastián Dorronzoro, poeta, narrador y herrero, nació el 14 de julio de 1913 en san Andrés de Giles y fue secuestrado el 25 de junio de 1976, fecha desde la que permanece desaparecido. Ese día un grupo de criminales encapuchados irrumpió en su casa del barrio de la loma, cerca de lujan y luego de romper todo lo que encontraron, lo secuestraron. Fueron vano todos los caminos recorridos por su esposa Nelly y sus hermanos para dar con su paradero. Era simpatizante del partido socialista de los trabajadores (PST) Dardo publico “La nave encabritada” y “Una sangre para el día”. Recibió menciones y premios en diferentes concursos nacionales. Colaboro en varias publicaciones periódicas y culturales, como los diarios Alberdi de Vedia, El civismo de Luján y la gaceta de Tucumán.
Libros inéditos: La Porción Del Diablo (cuentos) La grieta, (novela) y Necesidad de ser(poesía). En 1983 obtuvo el primer premio de poesía en el certamen “Rafael morales” de Talavera de la reina, Toledo, España, por su libros llanto americano.


GLORIA KEHOE WILSON
Y “El moro”

Gloria Kehoe Wilson de infante (de ascendencia irlandesa) nació el 25 de septiembre de 1954. Egresada del colegio nacional de Bs As. Estudiante de letras, fue secuestrada, de su domicilio en capital federal, el 13 de junio de 1977. Desde ese día permanece desaparecida, al igual que su esposo. Publicó el libro de cuentos “Picos de palomas” (corregidor, 1977), que acaba de ser reeditado en la misma editorial por sus compañeros/as de promoción del Bs. as. Hay un premio con su nombre, que otorga la APDH.

SUSANA “PIRI” LUGONES
Y “La tanga”

Susana “piri” Lugones nació el 30 de abril de 1925 y fue secuestrada el 20 de diciembre de 1977 y asesinada el 17 de febrero de 1978. Estuvo en “Club Atlético” y en “Banco”. Nieta de uno de los poetas centrales de la literatura argentina e hispanoamericana, Leopoldo lugones, hija de un policía que alcanzo fama por sus métodos de represión, “piri” y su familia fueron atravesadas a fuego por la historia de este siglo en argentina. Era maestra y estudio Filosofía y Letras, donde conoció a Carlos peralta, con quien se casó y tuvo tres hijos. En sus radiantes 52 años de vida, “piri” fue un punto de cruce singular entre el periodismo, la literatura, el arte, la vida intelectual y política de Bs. As. Trabajo en Mucho Gusto, en Prensa Latina, en la editorial de Jorge Álvarez y en La Opinión, 7 días y crisis, entre otros. Sobre uno de sus cuentos se baso parte de la película psexoanalisis, de Héctor olivera (1968). Fue militante de las FAP y de montoneros.


MÓNICA CANDELARIA MIGNONE
Y “Fofo Cahuel”, “Barrio Belén en la villa de emergencia del Bajo Flores”

Mignone nació el 14 de febrero de 1952.
Extracto del testimonio de sus padres, Chela y Emilio Fermín Mignone: “el viernes 14 de mayo de 1976, a las cinco de la mañana, un grupo de hombres vestidos de civil y fuertemente armados, entró en de departamento de la familia Mignone, ubicado en la Avenida Santa Fe 2949, piso tercero “A”, en pleno centro de Buenos Aires. Dijeron pertenecer al ejército argentino y se llevaron a Mónica, según ellos por dos o tres horas, para hacerle algunas preguntas y sugiriendo que le diéramos dinero para el regreso. Desde entonces nada hemos sabido de ella (...)
Mónica tenía 24 años cuando fue detenida. Había concluido los estudios de Psicopedagogía en la Universidad del Salvador; se desempeñaba como docente en la Universidad Nacional de Luján ye era concurrente en el servicio de Psicopedagogía del hospital Piñero de la Municipalidad de Buenos Aires. Asistía igualmente a niños y jóvenes con problemas de aprendizaje.
Pero la principal preocupaión de Mónica estaba centrade en la labor de promoción humana en los ámbitos religiosos, sociales, educativos y laborales, que, desde hacía varios años llevaba adelante en un sector –Belén- de la villa de emergencia del Bajo Flores, donde residian miles de familias en condiciones precarias. Durante las vacaciones se trasladaba a la Patagonia para una tarea semejante en poblaciones aisladas, hogares escuelas y poblaciones indígenas. Mónica amaba las villas y el sur del país y se identificaba con las alegrías, los dolores y los problemas de sus habitantes. Mónica vivía para los demás, en una permanente y generosa actitud de servicio, olvidándose de si misma. Ésta era su característica fundamental. Lo hacía con alegría, entusiasmo, esperanza y profundidad, divirtiéndose con los jóvenes y sembrando el bien a su alrededor.
Ese fue su crimen. Por eso las fuerzas armadas se la llevaron detenida a la Escuela de Mecánica de la Armada para torturarla y vejarla cobardemente y sin duda arrojarla al mar. Mónica vivía a plena luz, con sus padres y hermanos, en contacto con multitud de maigos y compañeros de trabajo. Los militares se la llevaron indefensa, en forma clandestina, como criminales, y no ha vuelto.
“nosotros, sus padres, al igual que sus hermanos, tíos, primos y amigos nos sentimos orgullosos de Mónica y queremos inspirarnos en su ejemplo y sus ideales. Su nombre es un símbolo y una esperanza para el pueblo argentino, esclavizado y arruinado durante largos años por las fuerzas armadas. Su recuerdo, que se agranda al pasar el tiempo, nos anima a luchar como ella por los pobres, perseguidos, oprimidos, marginados, presos y detenidos- desaparecidos.”


HÉCTOR GERMAN OESTERHELD
“Truila y Militar”

Héctor Germán Oesterheld nació en 1919 y fue desaparecido en la plata por un comando militar en abril de 1977, cuando tenía 58 años. En 1977 también desaparecieron sus 4 hijas, Beatriz (19 años), Diana (21), Estela (25) y Marina (18)
Oesterheld fue novelista, cuentista, editor y uno de los mas grandes guionista contemporáneos, reconocidos internacionalmente. Entre sus creaciones más sobresalientes figuran sargento Kirk, bull rockett, el éter nauta y la guerra de los antartes. Se licencio en Cs naturales y se especializo en geología.
“En 1974 ya es un cuadro de la organización Montoneros”, escribe José Pablo Feinmann, pero agrega: “Oesterheld ha sido mayoritariamente interpretado como un gran historietista de los años 50 y 60, no como un militante revolucionario”.
Desde el 24 de septiembre hasta el trece de octubre de 2002, se desarrollo la muestra héroes colectivos en el Palais de Glace, que rindió tributo a la vida, la obra y ética del artista.

RAÚL HORACIO PREMAT
Y “Sí Señor... ¿Qué deseaba?”

Raúl Horacio Premat era casado, había estudiado en el integral de Munrro. Trabajaba de publicista y era miembro del sindicato de publicidad. Era de filiación trotskista. Tenia 53 años cuando fue secuestrado en su domicilio ubicaba en la localidad de Olivos, provincia de Bs. As, el 29 de abril de 1976. No hay testimonios de su paso por un centro clandestino de detención.






LOS ESCRITOS DEL DESPUÉS




“A las que cayeron
a las que siguen
a las que vendrán.
Allá va mi carta cálida
paloma forjada al fuego
con las dos alas plegadas y
la dirección en medio.
Ave que sólo persigue para vida, aire y cielo
carne, manos, ojos tuyos
y el espacio de tu aliento.

Miguel Hernández



“UN CASTILLO PARA MARLENE”
De Margarita Eggers Lan

Este relato es simplemente un reflejo de la personalidad de la autora: retrata la vida en su infancia, los colores con los que identificaba cada momento del día y de la semana, cada lugar, cada sensación, reflejaba un color.
Margarita aclara algo muy importante: “En 1955 fuel el golpe que derrocó a Perón. Un 24 de marzo fue el comienzo de la dictadura más sangrienta de nuestra historia. Yo nací un 24 de marzo de 1955. Así, golpe a golpe, como decía Machado. Será por eso que siempre fui partidaria de crear un mundo más optimista. Crecí en los misterios del campo, con noches inmensas y caminos interminables, y cada lugar me fue señalando un sueño. Siempre traté de atraparlos en papel, pero tomaban forma de banquitos o aviones, y me ponía a jugar con ellos.”
Este cuento fue escrito años después de la Dictadura, y narra, además, su historia con David, un anciano viudo, con el que entabló una relación de complicidad extrema, y descubrió, a través de él, que existen personas hermosas, bellas en su interior. El hombre, había construído para su Sara, una gran casa, llena de todo, y ella había partido de este mundo, con una sonrisa en sus labios, feliz ed haber vivido como una reina.

“EL INSOMNIO”
De Osvalo Bayer

Este, es un relato editado por el Diario Página 12, el 26 de mayo de 1991, y hace referencia a algo muy común: el efecto post dictadura, similar a los efectos post guerra: muchas personas que participaron de este tipo de situaciones lo sufren. Quienes vivieron una experiencia que los marcó personalmente de manera muy fuerte, suelen padecer alguna secuela psicológica: pesadillas, trastornos familiares, violencia, irritación, encierro, falta de sociabilización, incapacidad para relacionarse con los demás, insomnio. Y es este último aspecto, el que retrata literariamente Bayer “Cinco de la mañana. El General sufría de la enfermedad típica de los generales. Otra vez. El insomnio le iba comiendo las cejas (...) porque solamente quienes tuvieron la desgracia de precensiar la Dictadura, en su propia carne, saben cómo hacer para dormir cada noche, escuchando algo más que las agujas del reloj, oyendo gritos, sufriendo llantos, soñando con sangre, muerte, furia y dolor.
“EL DICTADOR”
de Osvaldo Soriano

Este relato, es una descripción exhaustivamente minuciosa de las características, habilidades, aptitudes y pensamientos de un dictador. Un dictador, definido como se lo presenta es una persona que abusa de su autoridad y trata con dureza a los demás. En el relato, así se lo muestra pero con el toque de literatura nostálgica y detenida, al estilo Osvaldo Soriano

“EL HIJO PERDIDO”
de Magdalena Ruíz Guiñazú

La cruenta realidad de la dictadura afectó especialmente a madres, abuelas, que buscaron y buscan intensamente el paradero de sus hijos, conociéndolo, inconscientemente, y tratando de no descubrirlo.
Quienes no tienen más a sus hijos, están en la constante búsqueda de los hijos de sus hijos, están en busca de la identidad de ellos y de su propia identidad, intentan concluir con un final algo feliz, la pero historia de su vida.
Este relato, hace referencia justamente a l a búsqueda insoslayable de ese hijo perdido, los mil y un camino pera hacerlo, y la fuerza inamovible de ellas, ellas que con sus puros pañuelos
















ANEXO



“No puedo ver tanta mentira organizada,
Sin responder con voz ronca
Mi bronca,
Bronca porque matan con descaro (...)
Bronca porque esta todo prohibido (...)
Bronca que también es esperanza
Marcha de la bronca y de la fe”

“La marcha de la bronca” (Miguel Cantilo)










RODOLFO WALSH... LUCHA Y MEMORIA
Hace 30 años Rodolfo Walsh, en su famosa “Carta Abierta a la Junta militar” denunciaba las atrocidades de las fuerzas represivas, denunciaba con detalle cada una de las masacres cometidas sin escrúpulos por el gobierno militar. Por sobre todo se comprometía con todas sus fuerzas con el pueblo, se jugó su vida, pero cumplió con la promesa enunciada por su boca, culminado sus palabras con esta frase “Estas son las reflexiones que en el primer aniversario de su infausto gobierno he querido hacer llegar a los miembros de esa Junta, sin esperanza de ser escuchado, con la certeza de ser perseguido, pero fiel al compromiso que asumí hace mucho tiempo de dar testimonio en momentos difíciles.”
Pero, ¿Qué diría Walsh de las siguientes estadísticas? Según el INDEC, el 56.4% de los menores de 18 años son pobres (7.307.708) y el 23.6% son indigentes (3.234.835), más de la mitad de los menores pobres e indigentes se concentran en tres distritos: Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe.
Según el mismo INDEC, en septiembre las exportaciones fueron de 3.479 millones de dólares, un 16% más que en el mismo mes del años pasado. Mientras tanto, las importaciones sumaron 2.468 millones de dólares, la balanza comercial registró entonces en septiembre un superávit de 1.011 millones de dólares: un alza de 4.2% respecto a lo sucedido en igual mes de 2004.
Según el periodista Maximiliano Montenegro “el 27% de los adolescentes y jóvenes se encuentran desocupados. Entre los 18 y 20 años la exclusión laboral es más marcada: desempleo entre 35 y 40%; 550.000 chicos entre 14 y 18 años desertaron la secundaria; entre los que tienen empleo de cada10, 7 están en negro.
Estas estadísticas son el resultado de las políticas que profundizan la brecha social y no están exentas de represión a las luchas: Santa Cruz, gatillo fácil, criminalización de la pobreza, judicialización de las infancias, Policía para menores en Santa Fe. Mientras se adelantan los pagos multimillonarios al FMI, se mantiene el profundo deterioro de las escuelas y la salud pública.
Hoy desde el gobierno nacional pretenden presentarse como la continuidad de los que luchaban en los años ´70 por acabar con una realidad plagada de injusticias y desigualdades.
Es desde este presente político que tenemos que poner en marcha el trabajo de la memoria para hacer audible el debate silenciado de en los discursos oficiales acerca de qué proyectos culturales, político y económico, se encontraban en pugna al momento del golpe del ´76 y cuáles en nuestros días.

A continuación, proponemos la lectura de la Carta de Rodolfo Walsh, carta que escribió en marzo de 1977, al cumplirse un año del golpe militar que derrocó a Isabel Perón, y la llevó a las redacciones de los diarios y revistas, pero nadie la publicó. El texto se difundió mano a mano, en copias caseras, y el 19 de abril se publicó en “Circular de Contra información”, N° 2, Oficina de Prensa y Difusión del Partido Montonero. En abril de 1978 la revista “Con todo”, N° 1/1, s/lugar, la editó a su vez. Walsh nación en 1927, en la localidad de Choele – Choel, provincia de Río Negro. Fue escritor, periodista, traductor y asesor de colecciones. También, la Carta a Vicky, su hija, militante por el pueblo, luchadora, y su Carta a mis amigos, donde explica la historia de ella.
Este escritor es para muchos el paradigmático producto de una tensión resuelta: la establecida entre el intelectual y la política, la ficción y el compromiso revolucionario.
El 27 de marzo de ese 1977, un pelotón especializado emboscó a Rodolfo Walsh en calles de Buenos Aires con el objetivo de aprehendarlo vivo. Walsh, militante revolucionario, se resistió, hirió y fue herido a se vez de muerte. Su cuerpo nunca apareció. El día anterior había escrito lo que sería su última palabra pública. La Carta Abierta a la Junta Militar
















Carta abierta de Rodolfo Walsh a la Junta Militar

1. La censura de prensa, la persecución a intelectuales, el allanamiento de mi casa en el Tigre, el asesinato de amigos queridos y la pérdida de una hija que murió combatiéndolos, son algunos de los hechos que me obligan a esta forma e expresión clandestina después de haber opinado libremente como escritor y periodista durante casi treinta anos.

El primer aniversario de esta Junta Militar ha motivado un balance de la acción de gobierno en documentos y discursos oficiales, donde lo que ustedes llaman aciertos son errores, los que reconocen como errores son crímenes y lo que omiten son calamidades.

El 24 de marzo de 1976 derrocaron ustedes a un gobierno del que formaban parte, a cuyo desprestigio contribuyeron como ejecutores de su política represiva, y cuyo término estaba senalado por elecciones convocadas para nueve meses más tarde. En esa perspectiva lo que ustedes liquidaron no fue el mandato transitorio de Isabel Martínez sino la posibilidad de un proceso democrático donde el pueblo remediara males que ustedes continuaron y agravaron.

Ilegítimo en su origen, el gobierno que ustedes ejercen pudo legitimarse en los hechos recuperando el programa en que coincidieron en las elecciones de 1973 el ochenta por ciento de los argentinos y que sigue en pie como expresión objetiva de la voluntad del pueblo, único significado posible de ese ser nacional que ustedes invocan tan a menudo.

Invirtiendo ese camino han restaurado ustedes la corriente de ideas e intereses de minorías derrotadas que traban el desarrollo de las fuerzas productivas, explotan al pueblo y disgregan la Nación. Una política semejante sólo puede imponerse transitoriamente prohibiendo los partidos, interviniendo los sindicatos, amordazando la prensa e implantando el terror más profundo que ha conocido la sociedad argentina.

2. Quince mil desaparecidos, diez mil presos, cuatro mil muertos, decenas de miles de desterrados son la cifra desnuda de ese terror. Colmadas las cárceles ordinarias, crearon ustedes en las principales guarniciones del país virtuales campos de concentración donde no entra ningún juez, abogado, periodista, observador internacional. El secreto militar de los procedimientos, invocado como necesidad de la investigación, convierte a la mayoría de las detenciones en secuestros que permiten la tortura sin límite y el fusilamiento sin juicio.

Más de siete mil recursos de hábeas corpus han sido contestados negativamente este último ano. En otros miles de casos de desaparición el recurso ni siquiera se ha presentado porque se conoce de antemano su inutilidad o porque no se encuentra abogado que ose presentarlo después que los cincuenta o sesenta que lo hacían fueron a su turno secuestrados.

De este modo han despojado ustedes a la tortura de su límite en el tiempo. Como el detenido no existe, no hay posibilidad de presentarlo al juez en diez días según manda un ley que fue respetada aún en las cumbres represivas de anteriores dictaduras.

La falta de límite en el tiempo ha sido complementada con la falta de límite en los métodos, retrocediendo a épocas en que se operó directamente sobre las articulaciones y las vísceras de las víctimas, ahora con auxiliares quirúrgicos y farmacológicos de que no dispusieron los antiguos verdugos.
El potro, el torno, el despellejamiento en vida, la sierra de los inquisidores medievales reaparecen en los testimonios junto con la picana y el submarino, el soplete de las actualizaciones contemporáneas.

Mediante sucesivas concesiones al supuesto de que el fin de exterminar a la guerrilla justifica todos los medios que usan, han llegado ustedes a la tortura absoluta, intemporal, metafísica en la medida que el fin original de obtener información se extravía en las mentes perturbadas que la administran para ceder al impulso de machacar la sustancia humana hasta quebrarla y hacerle perder la dignidad que perdió el verdugo, que ustedes mismos han perdido.

3. La negativa de esa Junta a publicar los nombres de los prisioneros es asimismo la cobertura de una sistemática ejecución de rehenes en lugares descampados y horas de la madrugada con el pretexto de fraguados combates e imaginarias tentativas de fuga.
Extremistas que panfletean el campo, pintan acequias o se amontonan de a diez en vehículos que se incendian son los estereotipos de un libreto que no está hecho para ser creído sino para burlar la reacción internacional ante ejecuciones en regla mientras en lo interno se subraya el carácter de represalias desatadas en los mismos lugares y en fecha inmediata a las acciones guerrilleras.

Setenta fusilados tras la bomba en Seguridad Federal, 55 en respuesta a la voladura del Departamento de Policía de La Plata, 30 por el atentado en el Ministerio de Defensa, 40 en la Masacre del Ano Nuevo que siguió a la muerte del coronel Castellanos, 19 tras la explosión que destruyó la comisaría de Ciudadela forman parte de 1.200 ejecuciones en 300 supuestos combates donde el oponente no tuvo heridos y las fuerzas a su mando no tuvieron muertos.

Depositarios de una culpa colectiva abolida en las normas civilizadas de justicia, incapaces de influir en la política que dicta los hechos por los cuales son represaliados, muchos de esos rehenes son delegados sindicales, intelectuales, familiares de guerrilleros, opositores no armados, simples sospechosos a los que se mata para equilibrar la balanza de las bajas según la doctrina extranjera de cuenta-cadáveres que usaron los SS en los países ocupados y los invasores en Vietnam.

El remate de guerrilleros heridos o capturados en combates reales es asimismo una evidencia que surge de los comunicados militares que en un ano tribuyeron a la guerrilla 600 muertos y sólo 10 ó 15 heridos, proporción desconocida en los más encarnizados conflictos. Esta impresión es confirmada por un muestreo periodístico de circulación clandestina que revela que entre el 18 de diciembre de 1976 y el 3 de febrero de 1977, en 40 acciones reales, las fuerzas legales tuvieron 23 muertos y 40 heridos, y la guerrilla 63 muertos.

Más de cien procesados han sido igualmente abatidos en tentativas de fuga cuyo relato oficial tampoco está destinado a que alguien lo crea sino a prevenir a la guerrilla y Ios partidos de que aún los presos reconocidos son la reserva estratégica de las represalias de que disponen los Comandantes de Cuerpo según la marcha de los combates, la conveniencia didáctica o el humor del momento.

Así ha ganado sus laureles el general Benjamín Menéndez, jefe del Tercer Cuerpo de Ejército, antes del 24 de marzo con el asesinato de Marcos Osatinsky, detenido en Córdoba, después con la muerte de Hugo Vaca Narvaja y otros cincuenta prisioneros en variadas aplicaciones de la ley de fugas ejecutadas sin piedad y narradas sin pudor.

El asesinato de Dardo Cabo, detenido en abril de 1975, fusilado el 6 de enero de 1977 con otros siete prisioneros en jurisdicción del Primer Cuerpo de Ejército que manda el general Suárez Masson, revela que estos episodios no son desbordes de algunos centuriones alucinados sino la política misma que ustedes planifican en sus estados mayores, discuten en sus reuniones de gabinete, imponen como comandantes en jefe de las 3 Armas y aprueban como miembros de la Junta de Gobierno.

4. Entre mil quinientas y tres mil personas han sido masacradas en secreto después que ustedes prohibieron informar sobre hallazgos de cadáveres que en algunos casos han trascendido, sin embargo, por afectar a otros países, por su magnitud genocida o por el espanto provocado entre sus propias fuerzas.

Veinticinco cuerpos mutilados afloraron entre marzo y octubre de 1976 en las ostas uruguayas, pequena parte quizás del cargamento de torturados hasta la muerte en la Escuela de Mecánica de la Armada, fondeados en el Río de la Plata por buques de esa fuerza, incluyendo el chico de 15 anos, Floreal Avellaneda, atado de pies y manos, con lastimaduras en la región anal y fracturas visibles según su autopsia.
Un verdadero cementerio lacustre descubrió en agosto de 1976 un vecino que buceaba en el Lago San Roque de Córdoba, acudió a la comisaría donde no le recibieron la denuncia y escribió a los diarios que no la publicaron.

Treinta y cuatro cadáveres en Buenos Aires entre el 3 y el 9 de abril de 1976, ocho en San Telmo el 4 de julio, diez en el Río Luján el 9 de octubre, sirven de marco a las masacres del 20 de agosto que apilaron 30 muertos a 15 kilómetros de Campo de Mayo y 17 en Lomas de Zamora.

En esos enunciados se agota la ficción de bandas de derecha, presuntas herederas de las 3 A de López Rega, capaces de atravesar la mayor guarnición del país en camiones militares, de alfombrar de muertos el Río de la Plata o de arrojar prisioneros al mar desde los transportes de la Primera Brigada Aérea 7, sin que se enteren el general Videla, el almirante Massera o el brigadier Agosti. Las 3 A son hoy las 3 Armas, y la Junta que ustedes residen no es el fiel de la balanza entre violencias de distintos signos ni el árbitro justo entre dos terrorismos, sino la fuente misma del terror que ha perdido el rumbo y sólo puede balbucear el discurso de la muerte.

La misma continuidad histórica liga el asesinato del general Carlos Prats, durante el anterior gobierno, con el secuestro y muerte del general Juan José Torres, Zelmar Michelini, Héctor Gutiérrez Ruíz y decenas de asilados en quienes se ha querido asesinar la posibilidad de procesos democráticos en Chile, Boliva y Uruguay.

La segura participación en esos crímenes del Departamento de Asuntos Extranjeros de la Policía Federal, conducido por oficiales becados de la CIA a través de la AID, como los comisarios Juan Gattei y Antonio Gettor, sometidos ellos mismos a la autoridad de Mr. Gardener Hathaway, Station Chief de la CIA en Argentina, es semillero de futuras revelaciones como las que hoy sacuden a la comunidad internacional que no han de agotarse siquiera cuando se esclarezcan el papel de esa agencia y de altos jefes del Ejército, encabezados por el general Menéndez, en la creación de la Logia Libertadores de América, que reemplazó a las 3 A hasta que su papel global fue asumido por esa Junta en nombre de las 3 Armas.

Este cuadro de exterminio no excluye siquiera el arreglo personal de cuentas como el asesinato del capitán Horacio Gándara, quien desde hace una década investigaba los negociados de altos jefes de la Marina, o del periodista de Prensa Libre Horacio Novillo apuñalado y calcinado, después que ese diario denunció las conexiones del ministro Martínez de Hoz con monopolios internacionales.

A la luz de estos episodios cobra su significado final la definición de la guerra pronunciada por uno de sus jefes: "La lucha que libramos no reconoce límites morales ni naturales, se realiza más allá del bien y del mal".

5. Estos hechos, que sacuden la conciencia del mundo civilizado, no son sin embargo los que mayores sufrimientos han traído al pueblo argentino ni las peores violaciones de los derechos humanos en que ustedes incurren. En la política económica de ese gobierno debe buscarse no sólo la explicación de sus crímenes sino una atrocidad mayor que castiga a millones de seres humanos con la miseria planificada.

En un ano han reducido ustedes el salario real de los trabajadores al 40%, disminuido su participación en el ingreso nacional al 30%, elevado de 6 a 18 horas la jornada de labor que necesita un obrero para pagar la canasta familiar11, resucitando así formas de trabajo forzado que no persisten ni en los últimos reductos coloniales.

Congelando salarios a culatazos mientras los precios suben en las puntas de las bayonetas, aboliendo toda forma de reclamación colectiva, prohibiendo asambleas y comisiones internas, alargando horarios, elevando la desocupación al récord del 9%12 prometiendo aumentarla con 300.000 nuevos
despidos, han retrotraído las relaciones de producción a los comienzos de la era industrial, y cuando los trabajadores han querido protestar los han calificados de subversivos, secuestrando cuerpos enteros de delegados que en algunos casos aparecieron muertos, y en otros no aparecieron.

Los resultados de esa política han sido fulminantes. En este primer ano de gobierno el consumo de alimentos ha disminuido el 40%, el de ropa más del 50%, el de medicinas ha desaparecido prácticamente en las capas populares.
Ya hay zonas del Gran Buenos Aires donde la mortalidad infantil supera el 30%, cifra que nos iguala con Rhodesia, Dahomey o las Guayanas; enfermedades como la diarrea estival, las parasitosis y hasta la rabia en que las cifras trepan hacia marcas mundiales o las superan. Como si esas fueran metas deseadas y buscadas, han reducido ustedes el presupuesto de la salud pública a menos de un tercio de los gastos militares, suprimiendo hasta los hospitales gratuitos mientras centenares de médicos, profesionales y técnicos se suman al éxodo provocado por el terror, los bajos sueldos o la
racionalización.

Basta andar unas horas por el Gran Buenos Aires para comprobar la rapidez con que semejante política la convirtió en una villa miseria de diez millones de habitantes. Ciudades a media luz, barrios enteros sin agua porque las industrias monopólicas saquean las napas subterráneas, millares de cuadras convertidas en un solo bache porque ustedes sólo pavimentan los barrios militares y adornan la Plaza de Mayo , el río más grande del mundo contaminado en todas sus playas porque los socios del ministro Martínez de Hoz arrojan en él sus residuos industriales, y la única medida de gobierno que ustedes han tomado es prohibir a la gente que se bañe.

Tampoco en las metas abstractas de la economía, a las que suelen llamar el país, han sido ustedes más afortunados. Un descenso del producto bruto que orilla el 3%, una deuda exterior que alcanza a 600 dólares por habitante, una inflación anual del 400%, un aumento del circulante que en solo una semana de diciembre llegó al 9%, una baja del 13% en la inversión externa constituyen también marcas mundiales, raro fruto de la fría deliberación y la cruda inepcia.

Mientras todas las funciones creadoras y protectoras del Estado se atrofian hasta disolverse en la pura anemia, una sola crece y se vuelve autónoma.
Mil ochocientos millones de dólares que equivalen a la mitad de las exportaciones argentinas presupuestados para Seguridad y Defensa en 1977, cuatro mil nuevas plazas de agentes en la Policía Federal, doce mil en la provincia de Buenos Aires con sueldos que duplican el de un obrero industrial y triplican el de un director de escuela, mientras en secreto se elevan los propios sueldos militares a partir de febrero en un 120%, prueban que no hay congelación ni desocupación en el reino de la tortura y de la muerte, único campo de a actividad argentina donde el producto crece y donde la cotización por guerrillero abatido sube más rápido que el dólar. Dictada por el Fondo Monetario Internacional según una receta que se aplica indistintamente al Zaire o a Chile, a Uruguay o Indonesia, la política económica de esa Junta sólo reconoce como beneficiarios a la vieja oligarquía ganadera, la nueva oligarquía especuladora y un grupo selecto de monopolios internacionales encabezados por la ITT, la Esso, las automotrices, la U.S.Steel, la Siemens, al que están ligados personalmente el ministro Martínez de Hoz y todos los miembros de su gabinete.

Un aumento del 722% en los precios de la producción animal en 1976 define la magnitud de la restauración oligárquica emprendida por Martínez de Hoz en consonancia con el credo de la Sociedad Rural expuesto por su presidente Celedonio Pereda: Llena de asombro que ciertos grupos pequeños pero activos sigan insistiendo en que los alimentos deben ser baratos.
El espectáculo de una Bolsa de Comercio donde en una semana ha sido posible para algunos ganar sin trabajar el cien y el doscientos por ciento, donde hay empresas que de la noche a la mañana duplicaron su capital sin producir más que antes, la rueda loca de la especulación en dólares, letras, valores justables, la usura simple que ya calcula el interés por hora, son hechos bien curiosos bajo un gobierno que venía a acabar con el festín de los corruptos.
Desnacionalizando bancos se ponen el ahorro y el crédito nacional en manos de la banca extranjera, indemnizando a la ITT y a la Siemens se premia a empresas que estafaron al Estado, devolviendo las bocas de expendio se aumentan las ganancias de la Shell y la Esso, rebajando los aranceles aduaneros se crean empleos en Hong Kong o Singapur y desocupación en la Argentina. Frente al conjunto de esos hechos cabe preguntarse quiénes son
los apátridas de los comunicados oficiales, dónde están los mercenarios al servicio de intereses foráneos, cuál es la ideología que amenaza al ser nacional.

Si una propaganda abrumadora, reflejo deforme de hechos malvados no pretendiera que esa Junta procura la paz, que el general Videla defiende los derechos humanos o que el almirante Massera ama la vida, aún cabría pedir a los señores Comandantes en Jefe de las 3 Armas que meditaran sobre el abismo al que conducen al país tras la ilusión de ganar una guerra que, aún si mataran al último guerrillero, no haría más que empezar bajo nuevas formas, porque las causas que hace más de veinte anos mueven la resistencia del pueblo argentino no estarán desaparecidas sino agravadas por el recuerdo del estrago causado y la revelación de las atrocidades cometidas.

Estas son las reflexiones que en el primer aniversario de su infausto gobierno he querido hacer llegar a los miembros de esa Junta, sin esperanza de ser escuchado, con la certeza de ser perseguido, pero fiel al compromiso que asumí hace mucho tiempo de dar testimonio en momentos difíciles.

Rodolfo Walsh. - C.I. 2845022
Buenos Aires, 24 de marzo de 1977.























ARTÍCULO PERIODÍSTICO EXTRAÍDO DE LA PÁGINA www.eltiempo.com

Marzo 22 de 2006
Durante la dictadura censuraron cuentos infantiles y canciones populares, consideradas 'subversivas'
'El Principito', de Antoine de Saint-Exupéry, y 'Cambalache', el famoso tango de Enrique Santos Discépolo, fueron algunos de ellos.
Desde el golpe militar en marzo de 1976, la censura escudriñó con principal cuidado el material dirigido al público infantil y concluyó que el libro 'El Principito' era material subversivo porque alentaba en los niños una "ilimitada fantasía".
Otro ejemplo fue el cuento de Elsa Bornemann 'Un elefante ocupa mucho espacio', premiado internacionalmente en 1975 y prohibido en 1977 porque su historia sobre una huelga de animales tenía "una finalidad de adoctrinamiento que resulta preparatoria a la tarea de captación ideológica del accionar subversivo", según un decreto militar.
También había una lista de "recomendaciones" a los autores infantiles para que no incluyan ciertas palabras con connotaciones obreras como 'alpargatas' para referirse al calzado.
En una circular bajo el título 'Conozcamos a nuestro enemigo' el ministerio de Educación advirtió en 1977 que "el accionar subversivo se desarrolla a través de maestros ideológicamente captados que inciden sobre las mentes de los pequeños alumnos".
El texto señalaba la existencia en las escuelas primarias de "cuentos tendenciosos" enmarcados en una "ofensiva marxista" que pretendía fomentar "ideas o conductas rebeldes, aptas para la acción (subversiva) que se desarrollará en niveles superiores".
El cuento infantil alemán 'Cinco dedos' en el que manos de diferentes colores competían entre sí, fue incluido en las listas negras por la simple razón de que la mano derrotada era la verde, el color del uniforme de fajina del Ejército, lo que fue interpretado como un claro mensaje subversivo.
Por edicto militar se prohibieron los festejos de carnaval y se eliminaron los feriados del lunes y martes previos al miércoles de ceniza para "tener mayor control sobre el espacio público".
El popular tango 'Cambalache' que escribió Enrique Santos Discépolo en 1934 fue tildado de "derrotista" y censurado.
En sus estrofas, el poeta había descrito con magistral ironía la decadencia moral que vivió el país durante la debacle política de los años 30, llamada la 'década infame', plagada de fraudes electorales.
"Hoy resulta que es lo mismo ser derecho que traidor (...), lo mismo un cura que un gran profesor (...) los inmorales nos han igualao", decía el tango cuya difusión fue prohibida por radio y televisión.
Otras canciones populares fueron tachadas por "inducir a malos ejemplos" como la titulada 'A mi las mujeres ni fu ni fa' del español Pedro Peret, o simplemente por estimarlas "violentas y contrarias a la fe cristiana" como la del cantautor Cacho Castaña 'Si te agarro con otro te mato'.
Los libros de bolsillo, por su precio al alcance de un vasto sector, también fueron investigados.
En agosto de 1980 la Policía de Buenos Aires secuestró y quemó más un millón y medio de libros del Centro Editor de América Latina (CEAL) en una fogata que ardió en un descampado durante tres días.
Con AFP.-











CONCLUSIÓN

El pequeño compilado, a modo de antología que realizamos en el marco del área de Lengua y Literatura, es un simple método que utilizamos como excusa. Como excusa para recurrir a la historia, para reflexionar sobre lo que nos desangró hace 30 años, para evocar a quienes no están, a quienes desaparecieron.
La cultura (y por ende la literatura) se vio marginada, exageradamente herida. La censura es el “silencio de los inocentes”, y hoy, al menos hoy, debemos escuchar con precisión aquellas voces que el pasado sigue multando.
Consideramos que la “Carta abierta a la Junta Militar”, de Rodolfo Walsh, es un documento aberrante, que estremece de una manera particular, y la cual, debemos tener presente todos los días, para evitar que hechos como la Dictadura ensucien nuestra Democracia. Por eso la incorporamos en nuestro trabajo.
Como alumnos de la EEM N° 241, de Pujato, de Argentina, como adolescentes, presentamos en este trabajo una recopilación de cuentos censurados, otros de escritores que desaparecieron o debieron exiliarse, otros que se editaron posterior al proceso, pero que están ligados, de alguna manera, a los hechos ocurridos desde el 76 hasta el 83, que marcaron a la Literatura argentina, y que son reflejo de lo que ocurrió durante el proceso, lo utilizamos como otro modo de estudiar nuestra historia.
Luego de leer comentarios, de intentar comprender lo que ocurrió hace 30 años, sólo podemos recordar a quienes no están o a quienes nos dejaron grandes cosas, grandes legados culturales, grandes tesoros que deberían ser nuestra guía.
Dijo Videla “Morirán todos los argentinos que sean necesario”, y no tuvo escrúpulos. Matando argentinos no solamente hacía desaparecer una vida, sino las miles de historias que había detrás de cada una de esas personas, asesinaba a familias enteras con la muerte de uno de sus integrantes.
Otro asesino fue Massera, que en la ESMA agregó “No vamos a combatir hasta la muerte, vamos a combatir hasta la victoria, que está más allá o más acá de la muerte”, y así también lo hicieron. Sin piedad, sin corazón, sin ningún reparo ni compasión.
Y queremos agregar una última frase, exageradamente atroz, dicha por Monseñor Victorio Bonamín, pro – vicario castrense, en marzo de 1976 “Cuando hay derramamiento de sangre, hay redención. Dios está redimiendo a través del Ejército de la Nación Argentina. Se suele decir que los militares son una falange de gente honesta, pura. Hasta han llegado a purificarse en el Jordán de la sangre para ponerse al frente del país”. Con estas frases, queremos mostrar lo que ya se sabe: la violencia y voracidad del Proceso más cruento de la Historia Argentina.
Son estos documentos que hemos reunidos, los que demuestran la existencia de un plan sistemático de represión cultural durante la dictadura, donde fueron el arte, la música, la literatura, las principales víctimas. Muchos autores coinciden que si bien las prohibiciones se instalaron en todos los frentes, hubo un espacio que el ojo de censor vigiló con firmeza: el de la literatura infantil. Los militares se sentían en la obligación moral de preservar a la niñez e aquellos libros, que, a su entender, ponían en cuestión valores sagrados como la familia, la patria, la religión. En realidad está más que claro que lo único que querían evitar los militares, es el pensamiento, la reflexión y la crítica en el pueblo: estos factores serían claves para una revolución intelectual, para una revelación en contra del gobierno. Y su misión era evitarlo.
Por eso, durante los años que duró este plan anti democrático, muchos escritores se exiliaron, muchos desaparecieron, muchos sacrificaron su existencia y la de sus seres queridos. Por eso, por ellos, por los que no están, por los que se siguen resistiendo, lo mínimo que podemos hacer es aplaudirlos, aplaudirlos de pie, de rodilla, de norte a sur, aplaudirlos por lo que fueron, y más aún por lo que dejaron.-


















BIBLIOGRAFÍA

 AMSAFÉ, “Material para el aula”, marzo de 2006, Rosario, Secretaría de Derechos Humanos de Amsafé Rosario, pp. 3, 7, 10, 11, 14, 15, 17, 19, 20, 21, 22.
 Carballo, Liliana, Charlier Noemí, Garulli, Liliana; “LA DICTADURA (1976 – 1983). Testimonios y documentos”, Buenos Aires, Carolina Kenigatein, Agosto de 1998, 1° Edición; pp. 28, 29, 120, 121, 122, 123, 124, 125.
 Ministerio de Cultura y Educación de la Nación, “Cuento con vos. Un libro de cuentos sobre tus derechos”, Buenos Aires, 1998, pp. 46, 47, 48, 49.
 Rimel, Eduardo y Ruiz María del Carmen, “20 años de Historia Política Argentina 1966 – 1986”, Buenos Aires 1988, Raúl A. Rossini, s.d., pp. 276, 277, 281
 Ruíz Guiñazú, Magdalena, “El hijo perdido”, Revista VIVA, Ernestina Herrera de Noble, 19 de marzo de 2005, Buenos Aires, pp. 38, 39.
 Sarlo, Beatriz. “La dictadura literaria. La ficción, antes y después de 1976”, Revista Ñ de Cultura, 129, sábado 18 de marzo de 2006, pp. 31, 32.
 SEA (Sociedad de Escritoras y Escritores de la Argentina) y CONABIP (Colección Biblioteca Popular), “PALABRA VIVA, Textos de escritoras y escritores desaparecidos y víctimas del terrorismo de Estado. Argentina 1974/1983”, Buenos Aires, 2005, 1° Edición, pp. 50, 51, 52, 53, 54, 55, 79, 77, 78, 79, 126, 127, 130, 131, 132, 133, 134, 135, 136, 137, 150, 151, 152, 153, 164, 165.
 Vaccarini, María Alicia, “Narraciones cardinales. 20 cuentistas argentinos de la segunda mitad del siglo XX. Capital Federal, 1996, s.d,
 Diario LA CAPITAL, 19 de marzo de 2006
 www.anticultura.com
 www.imaginaria.com.ar
 www.me.gov.ar/a30añosdelgolpe

No hay comentarios: