lunes, 26 de enero de 2009

De la no necesidad de simplificación

Ha sido asombroso descubrir, después de años de dudas atroces, que los niños comprenden todo y no temen, más bien aman, las complicaciones, y eso de simplificar en su nombre no implica un sacrificio de parte del autor sino ignorancia e incapacidad. La simplicidad es algo muy diferente: unir la cultura con el juego infantil, es la cumbre a la que me gustaría llegar.

Roberto Innocenti, Premio Hans Christian Andersen 2008
Porque casualmente, sí ven mucho, sí ven cada vez más lejos, ni niños ni no tanto necesitan/mos la imperiosa burla de la simplificación:)

No hay comentarios: